Make your own free website on Tripod.com

He dibujado en tus ojos golondrinas
 haciéndole adiós a la noche.
Y te he dicho que tienes
un libro abierto
indescifrable en tu mirada 
Qué bonito crepúsculo,
tus pasos a mi lado
y la luna sonriéndole a tus besos
Hay un rumor de plumas en la tarde
desde el final travieso de la brisa
Voy a quedarme por siempre en tu mirada
para volar en el cielo de tus ojos
y en tu costado
me teñiré de amor como la tarde.
Mírame
soy apenas un punto que camina
ensimismado y triste.
Voy a llover luceros
cuando mires el cielo de tus noches
y cuando la noche
cierre tus párpados y los abra
seré tal vez
un sin fin de puntos suspensivos.

Te digo adiós aquí parado en esta página
para perderme en tu silencio.
recuérdame gaviota de mis sueños
yo soy el mar lejano de tu vuelo.
Alguna tarde pateando piedrecillas
me has de encontrar
mirándole a la tarde sus pupilas.
Y ésta nube, pañuelo enamorado
te dice adiós como la lluvia buena.
Siempre serás nubecita lejana
en el cielo infinito de mis versos
y cuando mires el cielo y sus auroras
por ahí lejos caminando al norte
irás como pañuelo distante
diciendo adiós a estos ojos tristes
Mañana y siempre
cuando suenen las doce en tu mirada
viajaré silencioso hacia el recuerdo.

 

 

Todos los pensamientos y poemas