Make your own free website on Tripod.com

Amigo lector desconocido. 
Si
esto que escribo llega a tus manos algún día, quienquiera que seas; no juzgues lo que leas. Nunca lo entenderías. Tan solo léelo y piensa en el ser atormentado que en el otoño de su vida, se encontró con la primavera que le robaron un día… y nuevamente el destino se burlo de él, pues entregándole las mieles del placer; le dejó otro hola y…un
adiós.


Pagina de inicio
Pensamientos, poemas y otras locuras 
Eres tu...                                            
Su explorador no admite complementos

Amor juvenil... pasión otoñal


Hoy, !que importa la fecha......! de regreso a casa,  y alejándome de un sueño, empiezo a escribir ésta historia. Cuando mis pies no tocan el suelo, cuando más cerca estoy del cielo, en las nubes, donde viví por unos días, aunque esos días vinieran para cambiar mi vida abruptamente.

De un solo golpe. De un solo manotazo.

           Recurro a la ayuda de recuerdos  juveniles, porque no se de que manera escribir una historia como la nuestra, después de todo lo que nos ha ocurrido. Después de que el destino nos enfrentó nuevamente para volvernos a separar.

           Porque la impotencia es tan grande, la desesperanza y el dolor son tan profundo, y la desolación tan cruel, que ninguna palabra, ningún texto, ninguna explicación, servirá por los momentos para aliviarme. Porque estoy tan acontecido que tengo que agarrarme el corazón. La iré escribiendo según vengan a mi mente los detalles, los recuerdos, sin buscar hilar fino para no  quitarle autenticidad a lo que relate.

Pero aún así, quiero ir más allá, mostrando el lado intimo y humano de un acontecimiento cuyas consecuencias reales tal vez no podamos medir sino a muy largo plazo.

Esperanza y voluntad son dos razones para ser optimistas. La vida ha mostrado fehacientemente hasta donde pueden llegar dos corazones, cuando el uno alienta al otro en la búsqueda de sus fines. Pero también insiste en recordarnos el valor de la cordura y la sensatez...

Un escalofrío, un dolor de utopía no realizada, me quiebra el alma cuando recuerdo la voz de la mujer soñada. La que se gasta el aire que respiro, y consume mi sueño de dormir.

El tiempo en que han pasado estos eventos ha sido jugado por nuestro destino, nos ha cambiado la mentalidad,

No olvidaremos las lecciones que podamos aprender de todo esto, que tal vez en algún momento sabremos interpretar las señales del corazón y de nuestra mente. Por eso éste testimonio, porque a veces la memoria puede ser, literalmente, la diferencia entre superar nuestros errores y locuras o repetirlos nuevamente. Pero es igual. Sin la intención de juzgar lo que ocurrió, bueno o malo, permitido o prohibido, en ese momento fue nuestro destino. Y aprobamos una asignatura que teníamos pendiente hace más de 35 años.

La desmesura de algunas cosas concretas nos acerca a entidades etéreas, en las cuales hasta hace poco no creíamos: un dolor muy intenso nos hace añorar los días pasados en que todo estaba dormido en el recuerdo, pero unos pasos más en nuestra carrera por la vida, un vagar sin rumbo en la oscuridad casi absoluta de nuestros recuerdos, y de pronto, despertando el pasado, apareciste tu, , la muchacha de mis ilusiones juveniles y ahora la mujer de mis desvelos.

La noche de nuestro encuentro al saber que te iba a ver después de tantos años, un nudo encogía mi pecho, transpiraban y temblaban mis manos al igual que me ocurrió en nuestra primera cita de juventud.

Nos miramos sin vernos, solo nuestras almas se sintieron. Nos abrazamos fuertemente diciéndonos palabras joviales, y me abandoné a mis sueños perdidos, a la ternura de tu piel contra mi mejilla.

Me gustó encontrar sobre  tu rostro armoniosamente fundidos, los rasgos disímiles de tu juventud y tu madurez. !Que bella estabas!

Lo que ocurrió entre ese día y el ultimo que vivimos juntos, solo tu y yo lo sabemos, y ese será nuestro secreto.

Recuerdo aquella última noche... sentados uno junto al otro en la cubierta de ese barco, oyendo la canción que hicimos nuestra, con el techo de las estrellas y el aroma de jazmines en tu piel, rozados por el olor a mediterráneo, nuestras manos se tocaban y te abrí mi corazón con todas sus dudas y verdades; por un instante el tiempo se había detenido. Y ese renacimiento del pasado y esa permanencia me daban una impresión de eternidad. La tierra y el mar me parecían recientes como en las primeras edades y ese instante bastaba. Yo estaba allí junto a ti, miraba nuestros cuerpos bañados de luna, sin razón, solo por el placer de mirarlo. Ese desinterés tenía un encanto punzante. Y tú que siempre fuiste tan alegre, no te imaginas cuanto me entristecía verte tan desolada. Sonreíste débilmente, te aproximaste a mi, pasaste un brazo alrededor de mis hombros, y lloraste suavemente. Calida voluptuosidad de las lágrimas resbalando sobre tus mejillas. ! Que descanso ! Es tan agotador detestar a alguien que se ha amado y tal vez aún se ama...  Ese instante tenía la tristeza de un recuerdo y la alegría de un presente. ¿Teníamos 20 años o mil? Nuestro pelo y nuestra piel mostraban la verdad, pero la sonrisa de tu boca y de tus ojos ha conservado su luz. Mi mirada no conoce de edad, eras mi juventud robada, delante de mí nuevamente. Tu imagen juvenil concuerda con tu rostro de hoy. Una larga vida, con risas, lagrimas, cóleras, abrazos, confesiones, silencios, impulsos, y a veces parece que el tiempo no hubiera pasado. Pero si pasa, y muy rápido, nuevamente te marchabas de mi

¿Será necesario que vuelva a aprender a vivir con el recuerdo?, ¿Desaparecerías otra vez? ¿Y entonces? ¿Podría o no, volver a vivir solo con el recuerdo de ti?  ¿Volvería a asaltarme la angustia de no volverte a ver más?

A lo lejos se empezaban a dibujar los horrores de los adioses; la soledad en un mundo extraño que ya no comprendemos y que continuará su curso sin nosotros.

¿Volveré a alzar mi vista hacia el futuro, o la bajaré hacia el pasado? ¿O aprenderé a percibirlo sin dolor? Estuvimos juntos en esto y era nuestra única posibilidad. Nos ayudaremos a olvidar ésta aventura a la cual no regresaremos. ¿Eso nos la volverá tolerable? No se. Esperemos. No tenemos elección.

Después, mientras proseguimos nuestros caminos, miramos hacia atrás dejando caer unas lagrimas y unas palabras mudas, quizá para despedirnos sin querer hacerlo.

Ese largo adiós durará hasta que tengamos capacidad para recordar.

El porvenir todavía se extiende hasta el infinito.

Solo deseo que encuentres de nuevo la felicidad.

 

      Este escrito quedará como está,  Quizás algún día con el paso del tiempo podré continuar.......

 

 

 La historia de los mil y un titulo

A 35000 pies en los cielos, empiezo a escribir

Arriba el telón…La historia comienza

Una larga espera

Amistades peligrosas…pero no tanto

De la A a la Z

Una vida de broma

Luna de Mijas

Domingo de sol y amor

Sudor de verano y pasión

La comedia de la vida

Una salida a la vida

Ultima llamada

Dos tontos muy tontos

Vidas encontradas

Después de la tormenta

Espejos de Luna

La chispa de tus ojos

Al otro lado de la cama

Prohibido amar en otoño

Deja que el tiempo te ayude

Está pasando…Lo estás viendo

A estas alturas no me callo nada

El riesgo de por si, implica éxito

Como locos adolescentes

Demasiado bello para disfrutarlo solo una vez

Rozando lo perverso

Horas extras

Situaciones embarazosas

Con las manos en la masa

Avalancha de pasiones

Mira por donde…La razón explota

El poder y la debilidad

A ritmo de pasión

Imagina mi imaginación

Al calor del verano

Hola y adiós

Asignatura pendiente

Una brisa refresca mi alma

Juventud robada

Asesino de ilusiones ( religión y fanatismo )

La fuerza del destino

La razón de un encuentro

Dos vidas engranadas

Esperanza viva

Bajo la sombra del deseo

Del sueño a la realidad

Amor juvenil…pasión otoñal

Dos vidas encontradas

Lo que la vida te quita, el destino lo devuelve

Se acercaron para no encontrarse

Vidas separadas corazones unidos

El recuerdo de lo olvidado

Volver a la realidad

Sabor a Mediterráneo

Volver a los 20

Nos cayó del cielo

Cosas que pasan una vez en la vida

He aprendido que la vida es la vida, y tengo derecho a disfrutarla

Fusión de almas

Luna entre mástiles

Culpable sin culpa

Primavera en otoño

Una vida…Dos amores

Renacer de pasiones

Perdón por no sentirme culpable

Saldo cero

Nada me debes, nada te debo

La ruta del destino

La jugada de la vida

Vidas cruzadas...........